Petrochemical

Empresa química canadiense recurre a MineARC para una solución en safe haven

La empresa The Chemours Company es líder mundial en tecnologías de dióxido de titanio, productos fluorados y soluciones químicas. Con 45 plantas de fabricación y laboratorios alrededor del mundo, que prestan sus servicios a clientes en más de 130 países, Chemours asume el compromiso de brindar soluciones en refrigerantes de alta calidad y óptimo rendimiento para aplicaciones de aire acondicionado y refrigeración.

En 2015, la planta de Chemours en Maitland, Ontario, Canadá, se puso en contacto con MineARC en busca de una solución en safe haven. Dada la naturaleza de su producción, Chemour Maitland necesitaba encontrar una solución que brindara un safe haven a su personal en caso de una emergencia.

MineARC realizó una visita a las instalaciones de Chemours Maitland en abril de 2015 para estudiar las posibles ubicaciones del safe haven y luego entregó un informe específico para la planta con recomendaciones relacionadas con la facilidad de acceso y con peligros gaseosos. Según las necesidades particulares de la empresa, y no habiendo riesgos de explosión dentro de las instalaciones, MineARC recomendó el ChemSAFE Diseño Utilitario como una solución apropiada para el procedimientos de respuesta ante emergencias (PRE).

Seguros de que los safe havens portátiles eran una opción mejor y más rentable que convertir en refugios permanentes las salas ya existentes en planta, Chemours Maitland adquirió dos safe havens ChemSAFE Diseño Utilitario de MineARC con capacidad para 26 personas.

chemsafe-safe-haven-canada-petrochemical
ChemSAFE Safe Haven Solution on location at Canadian Chemical Plant
Interior of the ChemSAFE Safe Haven
Interior of the ChemSAFE Safe Haven

La primera unidad está ubicada en el subsuelo del edificio de oficinas, para que el personal pueda ingresar a la cámara sin tener que salir del edificio. La segunda se instaló junto a la sala de control con un tubo de protección especialmente diseñado de manera que los operadores de la sala accedan al safe haven con facilidad sin exponerse a ningún potencial gas peligroso. Este safe haven específico está aislado e incluye una caja de baterías a medida y una instalación para calefacción que asegura la operación continua incluso en temperaturas de -30°C.

Ambos ChemSAFE están equipados con un sistema de depuración de voltaje extra bajo (ELV), suministro de oxígeno respirable y una batería de respaldo SAI para 12 horas, como mínimo.

MineARC y The Chemours Company mantienen una relación de trabajo continua en busca de proporcionar solo lo mejor cuando de la seguridad de sus trabajadores se trata.

Para obtener más información acerca de cómo MineARC puede ayudarlo a evaluar la mejor opción para sus necesidades, póngase en contacto con el representante MineARC de su zona o haga clic aquí para más detalles sobre toda nuestra línea de safe havens ChemSAFE.